Etiquetas

, , , , , , , , , , , ,

     Hace un tiempo escribí sobre un fenómeno que se da en la ciudad de Haifa. Pero he de ser justa y contarles que Nahariya también tiene su particularidad inexplicable. Es por todos sabido, que una manera de reconocer a un judío ortodoxo de uno que no lo es, es a través de la longitud de su barba. Sin embargo, en mi ciudad eso es imposible. Nadie se explica por qué a sus habitantes les crece de manera tan rápida e ilimitadamente pelos y barbas. Hay quienes han estudiado el agua, creyendo que quizá haya en su componente algo que pudiera explicarlo. Pelados de otras ciudades se han radicado aquí por un tiempo entendiendo que vivir en Nahariya es el tratamiento más efectivo contra la calvicie. Algunos que gustan de creer en leyendas, sostienen que en sus orígenes la ciudad en pleno cayó dentro de una marmita con la poción mágica que Panoramix con la ayuda de Asterix prepararon para los romanos en una de sus aventuras. Los historiadores niegan semejante posibilidad asegurando que, si bien por estas tierras han pasado infinidad de pueblos, los Galos no se encuentran entre ellos.

     Mientras hay quienes se avocan a buscar las causas, otros prefieren encontrar soluciones. Con este calor es muy difícil de sobrellevar barbas y cabelleras tan extensas. Cortarse el pelo resulta insuficiente, porque a los pocos segundos volverá a estar como antes de ser cortado o quizá aún más, creciendo así con más fuerza. Eso ha llevado a tener que poner en juego una enorme creatividad en peinados. No sirve cualquiera, tienen que ser de tal índole que el pelo pueda permanecer recogido mientras crece y distribuyéndolo de tal manera que no impida caminar por peso y falta de equilibrio. Razón por la cual los peluqueros en Nahariya gozan de tanto prestigio. Sin embargo y dada la situación, no hay suficientes para atender a toda la población y se explica de esta manera por qué, mientras otros rubros de los más variados cierran cíclicamente sus locales, a las peluquerías no sólo que no les ocurre lo mismo, sino que además proliferan.

     Si ustedes vienen a pasear a Israel y encuentran un libro de guía de turismo de Nahariya, no se asombren que allí figure como principal atractivo el recorrido por sus muchas y variadas peluquerías, al fin es lo que nos distingue de otras ciudades turísticas.

Nahariya es la única ciudad turística declarada de Interés General gracias a sus peluquerías.

Nahariya es la única ciudad turística declarada de Interés General gracias a sus peluquerías.

© Todos los derechos reservados.-

Anuncios