Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , ,

 

Juguemos en el bosque mientras la justicia no está ¿Justicia estás?!!!!!!!!! Nooooo, estoy buscando una balanza nueva, porque la mía está descompuesta y se ladea siempre hacia el mismo lado.

Juguemos en el bosque mientras la justicia no está ¿Justicia estás?!!!!!!!!! Nooooo, me ajusté tanto la venda que me quedé ciega y no me encuentro. 

Juguemos en el bosque mientras la justicia no está ¿Justicia estás?!!!!!!!!! Nooooo me fui de vacaciones por los grandes mares y no sé cuándo volveré.

     Y así, mientras la justicia está indefinidamente de vacaciones, muchos que se creen grandes pro-hombres, bajo la bandera de los derechos humanos, van torciéndolos cada vez más. Mientras en sólo dos días cayeron casi 100 misiles en el sur de Israel disparados desde Gaza, mucha gente sigue en la ignorancia total, guiados por los medios desinformativos que suelen ser, lamentablemente, formadores de opinión. En tanto los niños del sur de Israel se quedan sin escuela y/o jardines de infantes, algunos porque las clases han sido suspendidas por seguridad y otros porque un misil cayó en los edificios; mientras en Israel hay heridos, aunque leves, gente con ataques de pánico y angustia por tener que vivir bajo una lluvia de misiles, hay quienes le siguen el juego a los terroristas.

     El terrorismo es una industria muy bien montada, que hasta guiones de cine incluye (busque Pallywood en You Tube) y que mueve millones de dólares. Usted cree que es bueno, y en esa bondad de la cual está seguro envía para los palestinos pobres el dinero que está a su alcance mandar. Ese dinero, sin embargo, no les llega a los pobres, se lo quedan los de Hamás y no lo invierten en su pueblo, si no en armas y misiles que lanzan despiadadamente contra la población civil de Israel. Usted es ingenuo, yo lo creo y es lo que espero, porque necesito creer en su bondad. Usted cree que piensa en los niños palestinos cuando defiende a los terroristas de Hamás, sin embargo en su ignorancia hace todo lo contrario y deja a esas criaturas indefensas y solas ante un grupo de seres que ama el poder y el dinero y que los utiliza como escudos humanos, los adoctrina para ser jóvenes bombas y los llenan de odio, los envían a provocar a los soldados israelíes mientras sus madres filman con la esperanza de que los soldados reaccionen contra ellos (cosa que no hacen, porque están adiestrados para soportar esas cosas) e incluso los envían a lanzar piedras. Usted dice conmoverse, pero mientras sigue defendiendo lo indefendible, los dirigentes de Hamás y sus familias duermen seguros y sin miedo en tanto impiden a la población palestina refugiarse. Usted tiene ahora dos opciones: o buscar informarse mejor y dejar de seguir siendo una marioneta en manos del terrorismo, o no creer en nada de lo que le digo y seguir siendo cómplice. Usted tiene la decisión en sus manos, pero si elige la injusticia, la mentira, el engaño y el terror, cuando se mire al espejo, nunca más diga usted que es bueno, a menos que también en eso elija la mentira.

Brindo con ustedes por la paz, por la justicia y la verdad ¡¡¡Salud!!!

– Parte de lo que leemos cada viernes en la ceremonia de recepción del sábado. © Todos los derechos reservados.-

12 de noviembre del 2012

Anuncios