Etiquetas

, , , , , ,

Querido cuadrado:

                        hoy estuve reflexionando sobre vos, y hablando de reflexionar, no me parece que seas muy flexible. La vida está en constante cambio, cada uno de nosotros debe aprender a adaptarse a nuevas situaciones, modificar preconceptos y aprender cosas que nos hacen crecer y madurar, incluso a quienes ya llegamos a la edad de la adultez. Sin embargo no es tu caso. Tus lados siempre iguales, tus ángulos indefectiblemente rectos nos dan la idea de algo fijo, inamovible. Solemos utilizarte para referirnos a gente testaruda, necia o con poco genio. Y es por tus ángulos y tus lados siempre inmutables. Sé que a veces tratás de juntarte con otros cuadrados para pasar a ser rectángulo, pero siempre seguís con los mismos ángulos y como mucho logras hacer dispares un par de lados. Animate, cuadrado, no a cambiar de posición para ser rombo, atrevete a ser romboide primero, paralelogramo después e incluso, por qué no, alguna vez llegues a ser una figura que no tiene nombre, pero tan compleja y rica en líneas y ángulos que logre sacar una sonrisa a quien te vea, que sea imposible reconocer al cuadrado visto alguna vez, que nos lleve a reflexionar con mucha más profundidad que lo que tus rectos ángulos y tus aburridos y siempre iguales lados pueden inspirarnos.

 Querido cuadrado:

                        yo sé que quizá no te guste lo que te escribí en las otras líneas, duelen las verdades cuando son dichas de manera tan directa, pero no sería justo que no te dijera lo que pienso. Reglas y transportadores se unen para formarte cuando sería maravilloso poder dibujarte sin tanta perfección, quizá un poco panzón, algo inclinado, dando la idea de movimiento, y no el estancamiento que trasmitís. Lo peor de todo, cuadrado, es lo mucho que te aman muchos que nos gobiernan y que deberían tener lados más elásticos, capaces de transformarse y transformar el país y el mundo que habitan, que habitamos y nos habitan. No te pido que desaparezcas, si no que tengas esa capacidad de transformación tan sana y que es señal clara de vida. No te mueras cuadrado, transformate, transformalos, transformemonos…

© Todos los derechos reservados.-

1 de abril de 2013

Anuncios